Pintura Roja

Jesús Rivera Navarro
Profesor de la Universidad de Salamanca

Fecha de publicación: 24/05/20

En tiempos de confinamiento, de aislamiento,
de soledad o de obligada convivencia, en los 
lugares más oscuros, refugio de intolerantes

La memoria extinguida, olvido forzado para
no seguir en una noria infinita, con vocación
de reiterar el mito de Sísifo, odio y condena

Estrategias políticas de unos y otros, rédito
electoral, fines partidistas, basura en los
mugrientos muladares de la representación pública

España dividida en varios bandos, incapacidad 
para entenderse, insolvencia para utilizar la 
dialéctica, esclavos de un pasado cainita

Los años tristes del tiro en la nuca, la amenaza,
los atentados llenos de sangre y lodo, la pólvora
y sus consecuencias, los coches bombas y los gritos

Los funerales de Estado, las balas en el aire, las
huellas de la incomunicación, los anuncios sin
alma, las proclamas reiteradas e irrelevantes

Regreso fugaz a los años 90, cuando el conflicto
parecía que nunca acabaría, cuando la ira se 
cebaba en personas y seres humanos indefensos

Pintura roja en las paredes de un portal, en Bilbao,
pasquines que reivindican la libertad de los presos,
con acciones que justifican lo que denuncian

Intimidación individual que implica un chantaje a 
varios colectivos, nostálgicos de la Kale Borroka
huyen en la silenciosa noche del estado de alarma